AGUACATE

El aguacate (Persea americana), se cultiva hoy en día en todos los países tropicales y subtropicales del mundo. A diferencia de otras frutas, el aceite se extrae de la carne y no de la semilla que contiene sólo un 2% de grasa. Este aceite es muy rico en vitaminas A, B, C, D, E, H, K y PP, así como los ácidos grasos insaturados (ácidos palmitoleico, glicéridos, esteroles, carotenoides ...).

Todos estos componentes hacen del aceite de aguacate un perfecto aliado contra el envejecimiento cutáneo, que penetra en la epidermis dejando una película protectora sobre la piel. Gracias a su contenido en insaponificables, tonifica, suaviza y reestructura la epidermis y estimula el cuero cabelludo. Es protector y reestructurante, por lo que repara las pieles secas y muy secas. 

¿SABÍAS QUE?

Las plantas han sido utiliadas por el hombre en dermocosmética desde la noche de los tiempos; desde las saponarias que servían de jabón hasta los aceites de almendra, desde los preparados cosméticos de los egipcios hasta los productos farmacéuticos. 

Todas las partes de la planta pueden ser utilizadas: las raíces, las hojas y el fruto. Los numerosos estudios clínicos muestran la diversidad del mundo vegetal y su gran superioridad sobre la química de síntesis o los productos de origen animal, desde el punto de vista de la tolerancia. 

Utilizar la diversidad de las plantas y de sus beneficios es una verdadera innovación.

AGUACATE AGUACATE