BARDANA

La Bardana se utiliza desde la antiguedad tanto en infusiones como en aplicaciones locales. Se cuenta que el rey de Francia Enrique III, afectado por una grave enfermedad de la piel, sanó gracias a esta planta.

Posee propiedades antibacterianas, antifúngicas y depurativas, muy valiosas para tratar los problemas de la piel grasa.

¿SABÍAS QUE?

Las plantas han sido utiliadas por el hombre en dermocosmética desde la noche de los tiempos; desde las saponarias que servían de jabón hasta los aceites de almendra, desde los preparados cosméticos de los egipcios hasta los productos farmacéuticos. 

Todas las partes de la planta pueden ser utilizadas: las raíces, las hojas y el fruto. Los numerosos estudios clínicos muestran la diversidad del mundo vegetal y su gran superioridad sobre la química de síntesis o los productos de origen animal, desde el punto de vista de la tolerancia. 

Utilizar la diversidad de las plantas y de sus beneficios es una verdadera innovación.

BARDANA BARDANA