ROSA MOSQUETA

La rosa mosqueta es un arbusto silvestre con bonitas flores rosadas. Cuando caen los pétalos de la flor, la planta desarrolla un fruto rojizo de forma ovalada. De sus grandes semillas (que constituyen el 70% de su peso) se extrae su preciado aceite. 

El aceite esencial de rosa mosqueta es uno de los más potentes regeneradores de la piel.  Sus beneficios son el resultado de su alto contenido en ácidos grasos esenciales (ácido linoleico y linolénico). Aunque resulta de  gran interés para cualquier tipo de piel, es especialmente recomendable para la piel seca, sensible y madura. Entre sus muchas propiedades, ayuda a eliminar y prevenir arrugas, cicatrices, estrías, quemaduras, mejora la hidratación de la piel y previene el fotoenvejecimiento.

 

PRODUCTO(S) ASOCIADO(S): ROSAKALM AGUA MICELAR LIMPIADORA CON EXTRACTO DE RUSCO

¿SABÍAS QUE?

Las plantas han sido utiliadas por el hombre en dermocosmética desde la noche de los tiempos; desde las saponarias que servían de jabón hasta los aceites de almendra, desde los preparados cosméticos de los egipcios hasta los productos farmacéuticos. 

Todas las partes de la planta pueden ser utilizadas: las raíces, las hojas y el fruto. Los numerosos estudios clínicos muestran la diversidad del mundo vegetal y su gran superioridad sobre la química de síntesis o los productos de origen animal, desde el punto de vista de la tolerancia. 

Utilizar la diversidad de las plantas y de sus beneficios es una verdadera innovación.

ROSA MOSQUETA ROSA MOSQUETA