RUSCO

El rusco es un arbusto perenne, cuyas raíces vienen utilizándose para el alivio de las piernas cansadas, para estimular la circulación y para tratar las antiestéticas varices.

En dermatología, gracias a su actividad sobre los capilares sanguíneos, el rusco se utiliza en el tratamiento de las pieles con rojeces. Rico en ruscogenina y neoruscogenina, tiene propiedades antielastasa, antihialuronidasa y vasoconstrictoras que mejoran y protegen la resistencia de los capilares sanguíneos. Su acción ayuda a neutralizar las rojeces.

PRODUCTO(S) ASOCIADO(S): ROSAKALM CREMA ANTIROJECES CON EXTRACTO DE RUSCO | ROSAKALM AGUA MICELAR LIMPIADORA CON EXTRACTO DE RUSCO

¿SABÍAS QUE?

Las plantas han sido utiliadas por el hombre en dermocosmética desde la noche de los tiempos; desde las saponarias que servían de jabón hasta los aceites de almendra, desde los preparados cosméticos de los egipcios hasta los productos farmacéuticos. 

Todas las partes de la planta pueden ser utilizadas: las raíces, las hojas y el fruto. Los numerosos estudios clínicos muestran la diversidad del mundo vegetal y su gran superioridad sobre la química de síntesis o los productos de origen animal, desde el punto de vista de la tolerancia. 

Utilizar la diversidad de las plantas y de sus beneficios es una verdadera innovación.

RUSCO RUSCO